Pol. Ind. de Rio Pinto, parcela 48 - 33719 Coaña - ASTURIAS - 984 114 212 - 984 985 752

El EPS aporta numerosas ventajas al envasado de pescado fresco

El EPS (poliestireno expandido) es el material de envasado líder para pescado y otros productos marinos a nivel mundial. El motivo es muy simple no existe ningún otro que le iguale en prestaciones: alta capacidad aislante, resistencia a la humedad y capacidad de absorción de impactos entre otras. Además, el hecho de ser un envase monomaterial constituido en un 98% por aire, asegura una optimización máxima del uso de recursos naturales en su proceso de fabricación.

El poder aislante del Poliestirenos expandido es muy elevado en relación con otros materiales de envasado convencional, propiedad esencial para asegurar que no se rompa la cadena de frío del pescado o marisco.

Este tipo de producto fresco, inherentemente cuenta con un elevado porcentaje de agua, a lo que se debe sumar el hielo que se utiliza para asegurar su mantenimiento en una temperatura óptima que evite la proliferación bacteriana.

Para garantizar el mantenimiento de la calidad del pescado, es fundamental que se establezcan regulaciones que lo verifiquen. A través de la normativa de control y regulación de envases plásticos en contacto con alimentos en el ámbito europeo.

Líder en todos los mercados, mundiales, europeos y también nacionales. No solo es la garantía de calidad del producto envasado, sino que va más allá, asegurando una optimización máxima en el uso de recursos naturales en su producción y dando una solución al reciclado de la caja de pescado una vez finalizada su vida útil.

Un estudio de 2011 sobre el Análisis del Ciclo de vida de la caja de pescado realizado por PWC Ecobilan, compara el comportamiento de tres cajas de pescado de distintos materiales: EPS, polipropileno corrugado y cartón resiste al agua. El estudio pone de manifiesto las ventajas en términos ambientales de la utilización de las cajas de Poliestirenos expandido teniendo en consideración el reciclado.

El sector ha centrado sus esfuerzos en lograr una gestión eficiente de sus residuos, para ello identifica varias opciones de recalado: perchas, CDs, etcétera.

Los envases de EPS tienen una fracción mínima de materia prima (2%), siendo el 98% restante aire, minimizándose aún más por tanto la cantidad de recuso que se utiliza en su fabricación respecto a otros materiales de envase/embalaje.

Gracias a su bajo peso, se consigue que el transporte de productos embalados con EPS sea más eficiente, minimizándose así las emisiones de CO2 derivadas de su logística.

El éxito de las cajas de pescado de EPS, como lo avala la estabilidad de su mercado a lo largo de los 10 últimos años.

Autor: Laura Gomez Sanchez ( ANAPE)

Fuente de la noticia

Aviso Legal  | 

Al continuar navegando por esta página web se declara aceptar nuestra política de cookies y aviso legal.  |  Leer  |  Aceptar  |  No aceptar  |